El Alcalde “más transparente de la historia” sigue sin contestar al Defensor del Pueblo

El Alcalde de San Roque (Cádiz), sigue sin hacer caso ni contestar siquiera a las recomendaciones del Defensor del Pueblo Andaluz. Así lo indica la Institución Andaluza en el escrito remitido estos días a la Asociación Defensa Ciudadana Activa.

Cabe recordar que tras iniciar expediente de queja por el trato discriminatorio que sufren determinados colectivos en San Roque, la oficina del Defensor del Pueblo Andaluz concluyó con unas recomendaciones al Ayuntamiento.

En ellas, se daba un mes al Alcalde del Ayuntamiento para responder tras un recordatorio legal. Sin embargo, desde DCA ya se ha confirmado al Defensor del Pueblo Andaluz que el Consistorio no ha respondido a ninguna de las solicitudes realizadas, continuando la política de “transparencia cero” que ha venido desarrollando estos años.

Resolución del Defensor del Pueblo Andaluz

Desde la Asociación Defensa Ciudadana Activa se ha puesto en conocimiento del Defensor del Pueblo la necesidad de cerrar el expediente, dado que legalmente esta Institución los paraliza si se inician medidas legales, que sería el próximo paso tras la negativa sistemática del Alcalde a cumplir la legalidad. Por ello esperan que en breve den por finalizadas sus gestiones confirmando la negativa del Consistorio a aceptar su recomendación.

Respuesta DCA1

Cabe recordar que el Ayuntamiento de San Roque tiene pendiente un expediente por infracción de la Ley de Protección de Datos después de que la AGPD resolviera en varias ocasiones a favor de ciudadanos de miembros de DCA a los que el Consistorio se negó igualmente a responder, sin que hasta el momento haya cumplido ninguna de las resoluciones notificadas.

Por todo ello, desde la Asociación entienden que ya “hay elementos suficientes para pasar a otro nivel, toda vez que hemos sido pacientes, hemos seguido todos los procedimientos administrativos, recurrido a las instituciones competentes, pero parece más que evidente que los responsables municipales se niegan a respetar los derechos de los ciudadanos.