¿Webs de información o propaganda municipal?

 

Tras varias peticiones, recursos, y personaciones, algunos Ayuntamientos han decidido cambiar su “modus operandi”, y ya no mienten -al menos tanto como antes- a los ciudadanos impidiéndoles el acceso a la información pública.

Aunque la administración local de Espartinas no es precisamente un ejemplo de transparencia ni respeto a los derechos ciudadanos, gracias a la insistencia ciudadana al menos parte de la información pública ha podido salir a la luz.

Atrás han quedado los días en que se “informaba” a los ciudadanos de que las actas y otros documentos públicos eran “de acceso privado”, por lo que exponemos su ejemplo como muestra de lo que aún debe cambiar en muchas administraciones.

En este caso gracias a la insistencia de la Asociación Ciudadanos de Espartinas (ACE) sus vecinos pueden acceder a la copia de los Presupuestos Municipales. El camino no ha sido fácil, ya que además de negar el acceso público durante el periodo de exposición, ha habido que batallar contra absurdas interpretaciones de la Ley de Haciendas Locales, por las que sólo se permitía el acceso después de su aprobación. Sólo tras los recursos ciudadanos presentados y la inminente reclamación vía Contencioso-Administrativo ante la negativa a facilitar copia se ha abierto la puerta a la información ciudadana.

Hoy, ACE expone en su web la documentación pública para conocimiento de sus vecinos e interesados. No obstante, el Ayuntamiento no lo hace… ¿por falta de medios?, ¿no basta el coste de la amplia web municipal para albergar lo que un grupo de ciudadanos ha podido hacer a coste cero?

Al parecer es más conveniente para la administración que los ciudadanos pierdan su tiempo y el de los funcionarios que deben presentarles la documentación acudiendo a los Ayuntamientos, prohibiéndoles además en muchos casos cualquier copia parcial de los mismos, que publicar el documento en las webs que cuestan cientos de miles de euros. Así se consigue un doble objetivo: primero la desinformación ciudadana, y segundo el “fichaje” de los ciudadanos rebeldes que osen pedir información. Un síntoma claro de los municipios donde impera el “apartheid político” y se clasifica a los ciudadanos según su docilidad.

Es una muestra más de la diferencia entre la labor ciudadana y municipal, ya que mientras las web ciudadanas aportan información, las municipales únicamente propaganda de los políticos de turno. Por ello aplaudimos las iniciativas ciudadanas que fomentan la información y participación de todos, pese a las trabas de los poderes públicos, y les animamos a seguir siempre apostando por una verdadera democracia.

Presupuestos Municipales 2.015 Espartinas