Demagogia en estado puro

Nos consultan estos días sobre nuestra opinión acerca del “nivel” alcanzado por San Roque, que está de los primeros en deuda por habitante. Los medios sacan como titular el dato en negativo, lógicamente, porque a nadie le gusta tener deudas. El Alcade por su parte lo saca en ¿positivo?… somos los que más pagamos… y como todo parece según el color del cristal con que se mire, igual hay que ver la posición de cada uno…

Los medios parecen verlo desde el punto de vista de un ciudadano de a pie, al que decir que debe, sin habérselo buscado, una cantidad anual muy por encima de sus vecinos de otros municipios, igual no le parece tan positivo. ¿A cuénto de qué debo yo ahora esto?, normalmente si debo algo es porque he pedido algo…

El Alcalde lo ve desde la perspectiva de quien este mes cobra de las arcas públicas más de 7.700 euros, y probablemente 200 euros sea muy poca cosa, y el que haya conseguido exprimir a impuestos a sus vecinos, un logro de su ¿gestión?.

Pero remontémonos un poco atrás, porque cualquiera tendría la curiosidad de saber a cuento de qué está pagando la mayor cantidad de la zona y, según el Concejal de Hacienda actual, la mayor deuda se produjo en el periodo corporativo anterior al 2.008, en que se sumaron más de 24 millones de euros de deuda… ¿y quién era entonces Concejal de Hacienda?… pues el mismo que hoy ocupa el sillón de la Alcaldía, al parecer… asi que asistimos a una nueva demostración de demagogia en estado puro: yo creo la deuda, luego os hago pagar más que nadie en toda la comarca, y encima me pongo la medalla al mérito explotador por conseguirlo y los vecinos ni me critiquen… (en eso hay que dársela, está claro).

Forma ya parte de la política actual, la capacidad de engatusar manipulando la información hasta puntos como éste, en que los súbditos puedan asumir como bueno el que les obliguen a pagar más que nadie al año por una deuda pasada que su explotador ha creado, por lo que estamos  seguros que quienes lo consiguen llegarán muy alto en las estructuras de la partitocracia actual.

Seguro que la mayoría de vecinos están muy contentos sabiendo que son los primeros en pago de deudas atrasadas… y hasta aplaudirían si se endeudaran aún más porque ellos pueden pagarlo… siempre habrá alguna “inversión” que lo justifique… otros preferiríamos unas cuentas más claras y ajustadas a necesidades reales. No todos cobran 7 mil euros/mes para permitirse ciertos lujos.