Im-presionante

Recibimos esta mañana media docena de escritos rechazando distintas peticiones del Ayuntamiento de San Roque, al parecer, porque falta un nombre bajo la firma. Nada nuevo bajo el sol en un Ayuntamiento en el que, quien corresponda, ha decidido que quien no le ría las gracias debe ser considerado hostil y aplicarle todo el peso de la Ley. De la existente, y de la que nos inventemos si cabe. Por ese motivo exponemos el caso como ejemplo de este tipo de actuaciones, por desgracia demasiado abundantes entre quienes supuestamente deben servir al ciudadano.

Por un lado, los escritos tienen todos los datos de la Asociación, como la denominación, CIF, número de registro nacional, domicilio, etc. En el Ayuntamiento constan los Estatutos, Acta Fundacional (aunque se nieguen a inscribirla en el Registro Municipal), y todos los datos de los miembros de la Junta Directiva. Es más, incluso han enviado respuestas para la Asociación al domicilio del Presidente, lo cual da un buen ejemplo de lo identificada que tienen la firma. Pero claro, eso debió ser antes de entrar en la lista negra de ciertos responsables.

Después, se viene recibiendo un escrito como el siguiente, con una extensa relación de normativa, pidiendo al final básicamente que se ponga un nombre bajo la firma y se acredite la representación. Ambos reparos son subsanables de un plumazo en un minuto, evidentemente.

Respuesta tipo Ayuntamiento de San Roque

Lo más curioso es que la administración sí se permite enviar escritos sin que se sepa quién firma, ni qué representación ostenta, y como ejemplo un botón: en este documento firma la “Secretaria Accidental” cuyo nombre se desconoce, ni se sabe si realmente se realizó la delegación en forma. Es decir que una vez más la administración pide a los ciudadanos lo que ella no hace. Todo un ejemplo del principio de buena fe en la que debe basar su relación con los administrados.

Rechazo inscripción Secretaria sin identificar

De hecho, escritos iguales al que rechazan han tenido entrada en distintas administraciones públicas e instituciones de todo el país, desde Ayuntamientos, a Jefaturas de Tráfico, pasando por Defensores del Pueblo, sin que nadie hubiera tenido problema alguno en admitirlo y responder a las cuestiones planteadas. Sólo San Roque, el mismo Ayuntamiento que manda sus escritos firmados por personal accidental desconocido, retrasa los trámites de los ciudadanos con las excusas más absurdas.

Pero lo más gracioso viene cuando comprobamos a qué responde el modelo tipo recibido hoy, ese que hemos publicado en el primer link, y resulta que no era una petición al Ayuntamiento de San Roque si no al de Tesorillo. Esta petición fue entregada en la ventanilla única de la Junta de Andalucía en Algeciras, y por motivos que desconocemos debieron confundir el destino (cosa difícil) y remitirla a San Roque. En San Roque a su vez, les bastaría con ver el sello de la Asociación para rechazarlo con el modelo tipo confeccionado al efecto, de modo que nadie se dio cuenta que no era para ellos… ¡y así funciona la administración! No necesitan leer siquiera, sólo completar el modelo tipo de rechazo y enviarlo.

Solicitud ELA Tesorillo

Evidentemente en este caso la firma es lo de menos, y habrá que recordar a la administración lo que dice la Ley Orgánica 4/2001 reguladora del Derecho de Petición, dado que el Ayuntamiento de San Roque es manifiestamente incompetente para responder a peticiones realizadas a otros Ayuntamientos. El motivo por el que no rechazaron el envío de la Junta de Andalucía ya es otra cuestión. Igual deberían leer más lo que se les presenta…

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*