Las pantallas acústicas Ojen-Marbella no eran las autorizadas

Tras esperar varios meses la documentación relativa a la instalación de pantallas acústicas en la carretera de Ojen-Marbella, por las que murieron gran cantidad de aves a principios de verano, y soportar algunas excusas de la administración, ésta finalmente ha remitido el expediente.

Los paneles fueron rápidamente señalados con cinta y pinturas para evitar en lo posible más muertes de animales, tras la denuncia en redes sociales de la página de Facebook “Marbella se queja” que tuvo un gran seguimiento en la zona.

Según se indica en el estudio presentado por la empresa Metalesa Seguridad Vial para la autorización, las pantallas se componían de “paneles de acero galvanizado tipo MG3, formados por una chapa trasera de 1mm, una chapa delantera perforada de 1 mm y una capa intermedia de lana de 50 mm de espesor“, que como es obvio no fue lo instalado, sustituyéndose sin que conste motivo alguno en el expediente por paneles de metacrilato totalmente transparentes.

De haber cumplido la solicitud efectuada el aspecto hubiera sido similar a éste:

Dado que se solicitó igualmente cualquier informe posterior o expediente sancionador por posibles incumplimientos, la administración responde que no existe ninguno. Es decir, que ni ha quedado recogido en documentación alguna la modificación efectuada, la asistencia urgente que se hubo de dar a la zona para evitar más muertes de animales, ni mucho menos se ha iniciado expediente sancionador por incumplir la solicitud presentada y el daño causado. De este modo se afianza la impunidad con la que, determinadas empresas tal vez, pueden actuar sin responder en modo alguno.

Quedan aún unas solicitudes por contestar, pero dada la claridad de la primera respuesta se remitirá queja a la Oficina del Defensor del Pueblo rechazando la falta de control de la administración sobre determinadas empresas con claro perjuicio para los ciudadanos.