DCA pide información sobre la “cacería de felinos” en Guadacorte

Durante la semana pasada se recibió información sobre una entrada masiva de gatos silvestres en las dependencias habilitadas por Los Barrios (Cádiz) para animales abandonados, al parecer procedentes de la zona de Guadacorte.

Además del tipo de animales, que por su falta de contacto con los humanos no pueden ser capturados ni transportados en cualquier caja de cartón como se podría hacer con animales abandonados o muy pequeños, llamó la atención el elevado número en escaso margen de tiempo. Esto se explicaría, según fuentes del municipio, por la operación que estaría llevando a cabo un particular dedicándose a capturar en jaulas trampa todo felino que caiga de la zona. Es lo que se ha considerado una cacería para “limpiar” Guadacorte principalmente de gatos, que sentaría un peligroso precedente de ser consentida por las autoridades. Siendo esta urbanización de abundante vegetación son numerosos los animales silvestres que pueblan la zona.

La masiva entrada de animales silvestres sin cumplir las condiciones marcadas por la Ley 11/2003 de Protección Animal puede saturar las instalaciones municipales, al no disponer de suficientes zonas de cuarentena. Por ello resulta especialmente importante vigilar el cumplimiento del art. 29 de la Ley 11/2003 de Protección Animal de Andalucía, que establece que los animales que se lleven a estas instalaciones deben ir desparasitados interna y externamente, vacunados y chipados. En caso de que no fuera así el cesionario, la persona que entrega el animal, debe asumir el coste de estos procedimientos.

“Aunque estos animales tengan prácticamente nulas posibilidades de ser adoptados, por la falta de contacto con los humanos, y la empresa probablemente decida eutanasiarlos a los diez días, la Ley exige que entren en esas condiciones, y si no quieren cobrarle a quien está enviando todos esos animales la empresa adjudicataria debería explicar los motivos”, indicaron desde DCA.

El colectivo manifestó que le parecen poco éticas estas prácticas de exterminio de animales por zonas, por lo que ha solicitado al Ayuntamiento que aplique el método CES y esterilice los animales silvestres entregados de Guadacorte para devolverlos luego a sus zonas. “La población de estos animales disminuirá con el tiempo, sin que sea necesario proceder a su exterminio masivo“, denunciaron.

No obstante, la asociación ha solicitado a la administración local determinada información pública, con la que esperan “comprender qué ha pasado y qué procedimientos se están llevando a cabo en este municipio para el bienestar animal”. Según la respuesta del Ayuntamiento se estudiará complementarla con documentación relativa al registro y condiciones de los núcleos zoológicos, publicidad activa que deberían hacer las empresas contratadas en base a la Ley de Transparencia, cumplimiento de los protocolos marcados por la Ley de Protección Animal, etc., aunque en principio no lo consideran necesario en espera de que la administración local y empresa adjudicataria de la recogida de animales colaboren para un mejor bienestar animal.

Además de la solicitud de información al Consistorio, desde DCA se informará igualmente a las distintas administraciones que, en su caso, pudieran ser competentes, dado que “hay cierta confusión sobre quiénes son los competentes, ya que son gatos silvestres pero en el momento que un humano los captura pasarían a ser de su propiedad, según informó en su día la Delegación del Gobierno, por lo que podrían considerarse domésticos, y ante las dudas debemos remitir copias a la Delegación del Gobierno, Delegación Territorial de Agricultura, de Medio Ambiente, de Juegos y Espectáculos Públicos (encargados de los animales domésticos), y SEPRONA”, informaron.