Las redes sociales no son cauces oficiales.

El pasado mes de noviembre se celebraron en Jerez de la Frontera unas jornadas provinciales de participación ciudadana. El encuentro tuvo lugar en el Centro Cívico Blas Infante, pero parece ser que algunas personas no entendieron lo de “cívico”.

A un lugar al que asisten representantes de más de 90 asociaciones, casi 300 asistentes, y sólo cuenta con dos plazas PMR, es lógico pensar que no fueran suficientes… como así ocurrió.

Sin embargo, la chica de la chaqueta roja decidió aparcar su Mercedes en una de las plazas, ocupando además la zona rayada dispuesta para subida y bajada.

Tras aviso a Policía Local en apenas 10 minutos se presentó la grúa, y suerte tuvo la conductora de que fue avisada y se salvó de la retirada. Poco después llegó otro ciudadano que pudo bajar su silla de ruedas en la zona habilitada al efecto
Jerez

Facebook y las redes sociales están muy bien para difundir curiosidades, anécdotas como ésta, y dejar claro a los infractores que no sólo deben temer a los controles de velocidad, pero la actuación ciudadana debe ir en otro sentido. Por eso seguimos insistiendo a la ciudadanía en que utilice los cauces formales adecuados primero para solucionar los problemas. Luego siempre se puede difundir lo que se quiera.