Desahuciar o no deshauciar, esa es la cuestión.

Hay cosas que resultan difíciles de entender, aunque de ciertos políticos todo puede esperarse.

Un buen día el Ayuntamiento de San Roque anuncia a bombo y platillo que se han sumado a un programa para ayuda a familias en riesgo de desahucio…

Por otro, la Junta de Andalucía llega incluso a expropiar viviendas para evitar desahucios (o eso dicen)

Y sin embargo, el Ayuntamiento de San Roque un buen día decide directamente deshauciar a familias de VPO afirmando además que pretende que estos deshaucios sean “ejemplarizantes”… ¿en qué quedamos?, ¿ésta es la forma de ayudar a las familias?, ¿dejándolas en la calle?… Ah, bueno, tal vez sea porque ya han pasado las elecciones y hasta dentro de unos meses no hay motivo para sacar la cara amable otra vez…

La familia podría ser -o tal vez sea la siguiente- la que pidió ayuda tiempo atrás porque no le respondían ya del propio Ayuntamiento…

Hay que recordar que San Roque tiene una Ordenanza Municipal para el acceso a la vivienda protegida por la que basta tener menos de 35 años para obtener la máxima puntuación. Cualquier otra circunstancia añadida (víctimas de violencia de género, familias monoparentales, numerosas, discapacitados, etc) no se tiene en cuenta en la baremación.

Es más, aunque la absurda ordenanza en un momento dado puntúa el tener ingresos por debajo del salario mínimo, por otro exige demostrar la solvencia económica para poder acceder al procedimiento… ¿en qué quedamos?, ¿las viviendas protegidas son para gente que las necesite o para “protegidos” del político de turno?…

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*